domingo, 18 de noviembre de 2007

A la casera de Mercado San Pedro

Por la chola, la mamita, la paisana, la paceña, la bolita, la cholita, la caserita, la hermosita, la mujer que me vendía camote en el mercado de San Pedro y que hace meses que no veo. Y que el domingo por la mañana, con sus tomates y sus papines, me esperaba para regalarme una sonrisa morena, con dientes dorados y estrellas en sus paletas. Con el sombrero borsalino color muerte, era viuda la pobre Hortensia.
Salud Hortensia. Hoy es domingo en Buenos Aires y me desperté con ganas de compartir un rato de tu mañana. Entre salteñas, tucumanas y cedés piratas de música chicha.
Acá, en el barrio de Barracas, la feria está abierta, pero no serán las mamitas y sus faldas las que me distraigan. La Virgencita de Caacupé, patrona de las madrasas paraguayas, reza las ofertas del kilo de tomates a cinco carísimos pesos. Me quedo con las ganas de mi camotito de San Pedro. Será eso Hortensia. Ojalá que hoy tengas un buen día de ventas.
Con tu pose de buda del altiplano me estarás esperando. El año que viene. Un singani o un sucumbé nos encontrará cerca del penal.
Feliz domingo para todos.
Los extraño pero se lleva.


Malevo, 18 de noviembre de 2007
Barracas

1 comentario: