domingo, 7 de junio de 2015

Love Parade en el Camino de la Muerte

You've Come a Long Way, Baby - Fatboy Slim

El porro empezó a pegar justo cuando en el acoplado del camión sonaba “Praise You”. Las Yungas, Bolivia. Arrancaba febrero de 2002 y nosotros -un variopinto grupo de mochileros sin rumbo fijo y una cholita paceña- nos ahorrábamos unos pesos viajando de prestados en el techo de un destartalado Volvo. 

El bólido era una serpiente emplumada que avanzaba a los tirones por el Camino de la Muerte, con destino final La Paz. El viaje fue largo, casi eterno. Un día hacinados en el acoplado repleto de plátanos maduros. Desde mi grabadora de mano no dejaba de sonar You've Come a Long Way, Baby, el desaforado disco de Fatboy Slim. La cholita de largas trenzas y polleras movía la patita cada vez que el cassette ensayaba el eterno retorno de la cinta. 
Y bailamos hasta casi morir, mientras el Volvo flirteaba con las cornisas de la ruta. Fue nuestro Love Parade del subdesarrollo. Condimentado con picante andino.  

Publicado en Suplemento Cultura de Tiempo Argentino, se lee por acá