domingo, 8 de febrero de 2015

Ciencia ficción boliviana

La literatura actual del país que llegó a su primer satélite y al teleférico futurista que cruza el cielo desde La Paz hasta El Alto, confluye en la ciencia ficción como género mayor.
La última novela de Edmundo Paz Soldán, Iris (2014), transcurre en el planeta inventado con ese nombre. Si en ese mundo habitable los símbolos se valen de sincréticos materiales latinoamericanos (el fálico kurupí guaranítico, o el monstruo nocturno que roba la energía en los Naufragios de Álvaro Núñez Cabeza de Vaca), el tema del libro es la violencia política norteamericana, menos aquí la doméstica que la desplegada en sus guerras exteriores, en Irak o Afganistán.
Un fragmento de la Introducción de De la Tricolor a la Wiphala, publicado en el suplemento Letra Siete del paceño Página Siete. Se lee completo por acá.