jueves, 29 de octubre de 2009

Si me permiten hablar... Testimonios de SATURNINA


Ahora releo De cuando en cuando Saturnina (Una historia oral del futuro), de la Alison Spedding para escribir una crónica.

Guiso retrofuturista de ciencia ficción andina, pachamamismo, viajes interplanetarios, psicodelia, rebeliones indígenas. Como una caminata espacial (con traje de astronauta hecho con awayos) por las ruinas de la ex Bolivia.


“Pero es cierto. ¿No ves que en ese entonces había poco tráfico en el espacio, y la mayoría era de la NASA, más unos cuantos de la Federación Europea y los japoneses? Y todo ese programa de formación de programadores aymaristas era de la NASA. Al principio, nadies tomaba en serio a la Zona, pensaban que iba a ser un flash in the pan como los Zapatistas de Chiapas. Sólo cuando tomaron Puno, en Washington lo calificaron como indigenist expansionism y peor, pensaban que podría dar ideas a sus pieles rojas de ellos, sin hablar de indigenous peoples in other parts of the World ¿no?”
“¿Una mala influencia para nuestros hermanos del norte?”
“No son tan hermanos, vieras, la mayoría tienen ojos claros y apellidos como Cameron. Creo que basta una tatarabuela cobriza para que te hagas pasar de Native American y te conviertes en accionista de un casino. El revuelo vino el año antes de Puno era un año de elecciones y acabó de ganar un facho, republicano del Sur. El presionaba a la NASA para sacar esos que seguramente tenían lazos con el foco indigenista en la ex Bolivia y era un riesgo de seguridad inaceptable. Era un MacCarthyite witch hunt. Are you or have you ever been in touch with any organization of the racist dictatorship which presently occupies part of the former republic of Bolivia and has now seized territory from Perú? Boliviano, peruano, todos eran iguales para él.”

Alison Spedding. De cuando en cuando Saturnina (Ed. Mama Huaco, 2004)

3 comentarios:

flacazul dijo...

Ese libro es genial! Sin duda, un paseo de lo más entretenido -con toques premonitorios, incluso- de la mano de la Satuka, cholita mariguanera, lesbiana y camionera espacial, que carga con su abuela (calavera, para ser más precisos) a cuestas.

Un abrazo Nico!

Nicolás dijo...

Fleco, que bueno verla por estos pagos. La Satuka me sigue volando la cabeza desde hace más de un año. A ver si en mi próxima excursión boliviana puedo charlar un rato con la madre de la Satuka. Saludos, flaca.

Tu Defensor de los Derechos Humanos dijo...

lo que mas me gusto de este libro fue el pendice da una vision de una realidad diferente en la cual se traduce el contexto de todo el libro las coincidencias fuertes de coyuntura con la realidad,la referencia al ejercito Evo morales proyectada en el 2004 ( fecha de la primera edicion del libro) es realmente profetica , y las aluciones a la autocomposicion de los indigenas contra los llamados qaras es sumamente grafica y en calgunos casos pareceria inspirada en los hechos que se publicitaron muchos a;os despues , no por nada se dice que en ocasiones la realidad en ocasiones supera a la ficcion.